CONCURSOS DE ANTEPROYECTOS


El Directorio de Arquitectos de Santa Cruz, dentro de la Política Institucional y respondiendo a la Resolución del XXII Congreso del CAB de recuperar la credibilidad y prestigio de los Concursos de Anteproyectos Arquitectónicos, encomendó un Análisis de las Normas Jurídicas vigentes en el país en este tema y determinar si existe concordancia entre las disposiciones de las mismas para proponer soluciones y lograr la compatibilización posible.

Tanto la Ley 1373 como la Ley 1178 (SAFCO) son leyes especiales, la primera rige la existencia del CAB, el Ejercicio de la Profesión y los Concursos Públicos de Anteproyectos, en tanto que la Ley SAFCO contiene las Normas de Contratación de Bienes y Servicios aplicables a todo el sector público. De la revisión del contenido de ambas leyes, se puede establecer que no son contradictorias entre si. El D.S. 25905 reglamentario de la Ley 1373, contiene normas que establecen —al igual que la Ley que reglamenta- la obligatoriedad de las entidades públicas de contratar servicios de consultoría para los estudios de factibilidad técnica, económica y financiera y como resultado de estos estudios de factibilidad, deben convocar a Concurso de Anteproyectos Arquitectónicos.

Del análisis del D.S. 0181 (NBSABS), se establece que es aplicable a todas las entidades del sector público, siendo su órgano rector el Ministerio de Economía y Finanzas, por tanto, responsable de su revisión, actualización, elaboración y compatibilización con todas las demás Normas del Estado. Su inobservancia puede generar responsabilidad civil, penal, administrativa y/o ejecutiva.

El artículo 13 del D.S. 0181, establece 6 modalidades de contratación y sus cuantías respectivas, entre las cuales no están contemplados los Concursos Públicos de Anteproyectos Arquitectónicos.

A diferencia de lo que ocurre en la Ley 1373, el D.S. 25905 y el Reglamento de Concursos, el D.S. 0181 establece explícitamente la apertura de procesos en contra de los servidores públicos que se aparten del cumplimiento de sus normas, motivo por el cual sus preceptos son especialmente observadas por las instituciones del Estado, incluso por encima de lo establecido en las Normas especiales del CAB y en particular las relativas a Concursos.

Existe un vacio o laguna jurídica en el D.S. 0181 en relación a los Concursos, ya que los mismos no están ni siquiera mencionados en su texto, lo cual limita y dificulta enormemente la posibilidad que los servicios públicos puedan realizar convocatorias de esta naturaleza, puesto que ello requiere la erogación de recursos públicos y con seguridad no están contempladas en sus partidas presupuestarias ya que para ello se requiere que los presupuestos de las entidades del Estado hubieran incorporado su realización , pudiendo incurrirse en delitos de orden público en caso de realizar gastos no presupuestados.

Por ello, se sugiere iniciar comunicaciones formales con el Ministerio de Economía y Finanzas, para hacer conocer la preocupación del CAB respecto a los defectos que tiene el D.S. 0181 y que precisan ser enmendados, sugiriendo la incorporación de los Procesos Administrativos de Concursos de Anteproyectos, enmarcándose de esta forma en lo que establece la Ley 1373 que es una norma de mayor jerarquía y por lo tanto de aplicación preeminente respecto a cualquier Decreto Supremo.

Share :
Entradas similares