Colegio de Arquitectos de Bolivia 1959-70


El proceso de acercamiento entre la Asociación y el grupo de la Sociedad que se reunía en el Club Andino se realizó a través de Abel Iriarte, quien trabajaba para Hugo López Videla, uno de los 14 fundadores de la Asociación. Luego de una primera reunión poco amable, se realizó una segunda, en la cual se acordó la fusión de ambas entidades, creando una tercera, que se llamaría Colegio de Arquitectos de Bolivia. Jugó un importante rol en lograr el acuerdo Jorge Prudencio Cosío.


La base del acuerdo de fusión era que la presidencia de la nueva entidad debería recaer en un arquitecto de la Asociación, pues ésta contaba con personería jurídica y la Sociedad no la tenía; y que la vicepresidencia sea para alguien de la Sociedad. Los dos presidentes de ambas entidades quedaban fuera de consideración.
De esta manera, como un gesto de buena voluntad de todas las partes, se crea formalmente el Colegio de Arquitectos de Bolivia el 28 de septiembre de 1959 y su primer directorio queda conformado de la siguiente manera:
Presidente: Ernesto Pérez Ribero
Vicepresidente: Guillermo Sanjinés R.
Secretarios: José Andrés Rojo
Guillermo Wilde
Tesorero: Carlos Omachea Zalles
Vocales                       Mario Vela P.
Jorge Prudencio Cosío
Le cupo a esta primera gestión la difícil tarea de comenzar de punto cero y no obstante la ausencia de elementos básicos para su funcionamiento incluyendo el espacio físico, aportó eficazmente con la redacción de los estatutos y la impresión de los Aranceles Profesionales.
Durante la segunda gestión, bajo la presidencia de Luis Perrín Pando, se logra la Personería Jurídica el 20 de febrero de 1962 mediante Resolución Suprema 11260. Con ello, queda definitivamente consolidada la institución, la cual aún debía reunirse en los domicilios de los presidentes o en diferentes ocales públicos, incluyendo el Club Andino.
Aunque el CAB representaba a todos los arquitectos del país, en los hechos, los otros dos centros de arquitectos de Cochabamba y Santa Cruz, desarrollaban sus tareas de manera independiente, siendo evidente la necesidad de integrar a todos los arquitectos del país. Pero habrá de pasar algún tiempo para que ello ocurra, y mientras tanto, el CAB buscaba consolidarse en la sede de gobierno y desarrolla acciones de vinculación con el gobernó y con organismo profesionales internacionales.

Share :
Entradas similares